El frio de la soledad




El frio de la soledad me abrazó ayer.
Mi mente llama. Mi corazón contesta. Por mi ocupación en ese momento, no contesto.
¡Oh! sorpresa, quiero devolver la llamada, pero esta es frustrada


Me siento en un laberinto, para dos.
Mi corazón llama, antes y durante el día de san Valentín.
Y el día posterior, solo oigo tu voz en mi mente. Pero esta se apaga nuevamente.
¿Qué sucede? ¿Acaso somos imanes que se atraen y repelen una y otra vez?


Mi corazón latía cuando oía tu voz al ver que ya era 14 de febrero
Mi cerebro, viaja en el tiempo, y recuerdo todos lo momentos felices a tú lado.
Eran momentos, que no volverán más. Y llorábamos de alegría y felicidad.
Ahora lloras, porque no contesto, como debería de ser, ¿Oh acaso estoy equivocado?
Solo tú sabes la respuesta.


Siento el frio, Siento que recorre todo mi cuerpo. En céfalo-caudal.
Hoy quería verte, pero la situación y el lugar, no es el adecuado.
Y la noche cae, siempre tan oscura y tan sensual.
Y veo la luna, con esa mirada triste, porque no estás conmigo.


Mi mirada, se refugia bajo la mirada de la luna, porque derramo lagrimas
Y el viento, las seca, pero sin tú permiso. Y la luna, se acongoja, ante tal escena.
Veo que es de madrugada, y oigo tu voz nuevamente. Mi mente intenta llamar, y mi corazón quiere contestar, pero el cansancio se interpone.

Morfeo me abraza entre sus brazos. Y caigo en un sueño profundo.

Por la tarde, mi mente vuelve a marcar tú número. Mi corazón se acelera nuevamente. Contesto, y mencionaste que estas cansada, que tú día estuvo horrible, ¡Que frustración no ayudarte!
Por la noche, mi mente vuelve a teclear tu número, Pero ¡Oh sorpresa!, me volviste a bloquear. Ahora me pregunto ¿Por qué lo hiciste?


Pero esa respuesta, solo tú la sabes. 
Y para contestar esa pregunta, Hay que retroceder en el tiempo. Y para retroceder en el tiempo, No hay método, conocido, para enmendar errores.
Pero solo queda en la memoria, aquellos días Felices

Todos caminando de un lugar a otro, tomados de la mano, tomados del corazón

Mi corazón, se encuentra triste y sucumbido ante la soledad.
Mi corazón lucha contra mi mente, existe una gran disputa, porque mi corazón quiere verte, y mi mente te recuerda.
Mis ojos, también desean verte. Mis brazos, quiere rodear tu cuerpo. Mi cuerpo, quiere sentir tu calor.

Este día, tan especial. Todos dando y recibiendo amor
Voy acompañado de tu recuerdo. Tus risas, las llevo en mis oídos. Tu calor, lo llevo en mi alma
Tus besos, están guardados en mis mejillas. El viento sopla, y recuerdo tu aliento. El viento sopla y seca mis lágrimas.
El calor del sol, también me acompaña, porque conoce el dolor del amor. El dolor, de no estar con el ser amado.

Sabes que te hablo, y que te escribo.
Sabes que te extraño, y te añoro
Sabes que viajas en mi mente, como copiloto
No he dicho tu nombre, pero tú sabes quien eres.

0 Comment "El frio de la soledad "

Publicar un comentario